Blogia
Orientación académica 4º ESO

Jugando con la Publicidad y la Propaganda

Jugando con la Publicidad y la Propaganda

¿Has comprado o deseado algo por el sólo hecho de que es anunciado en televisión? Cuando estés expuesto a los anuncios, pregúntate qué te están vendiendo a parte del artículo. Por ejemplo, te pueden señalar lo siguiente. “Si te compras este automóvil ganarás no sólo un medio de transporte ideal, sino también amigos, un buen trabajo, una chica (o) guapa (o) y otras cosas.” ¿De verdad crees que un objeto cubrirá todos tus deseos y resolverá todos tus problemas?

·                 Piensa en un comercial que te guste; si lo deseas, grábalo y después critícalo.

También puedes fijarte en los elementos que lo hacen interesante: color, letras, si es un famoso el que lo anuncia, que necesidades dice que cumple, etc. Los publicistas manejan estos y otros elementos para hacerte llegar su mensaje de la forma más atractiva y convincente posible. Todo está muy estudiado y por ello saben atrapar nuestra atención, pero ello no implica que tú no tengas criterio para saber si quieres o no consumir eso. No te dejes llevar por los antojos o lo fantástico que se ven las cosas, pregúntate si en realidad las necesitas. A lo mejor hay productos parecidos en otro lado pero que no se anuncian.

Antes de comprar algo pregúntate si el producto va a cumplir con lo que andas buscando. Por ejemplo, hay un cinturón electrónico para adelgazar. ¿Crees que tan sólo poniéndotelo bajabas de peso? No será mejor vigilar la dieta y caminar una hora o media al día.

·                 Piensa en un anuncio dirigido a la juventud. Nárralo, relata los elementos que llaman la atención. Critícalo.

·                 Haz un anuncio de televisión, solo o con tus amigos sobre un producto que creas sea necesario (puede ser inventado o tomen uno que ya exista y modifíquenlo según piensen que les gustaría más). Si tienes una cámara grábalo.

·                 Qué crees que podrías estar anunciando con la siguiente imagen: ¿Una obra de teatro? ¿Cereales para niños? ¿Ropa para el verano? Haz tu texto y cuéntanos qué vendes.

 

Ahora abordemos la propaganda, centrémonos en la política, por ejemplo. ¿Cómo entenderla? Cuando escuches discursos políticos pregúntate qué te están diciendo, discútelo con tu familia y en tu escuela. Trata de comprenderlo. Fíjate si se pueden cumplir o no las promesas, a quién se dirigen, cómo, qué opinan otros partidos, los medios, la gente, etc. A lo mejor al principio te cuesta trabajo pero poco a poco te irás convirtiendo en un ciudadano crítico y responsable que exigirá sus derechos y no se conformará con expresar una opinión pobre como la que oímos muchas veces: “todo es culpa del gobierno”.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres